Nacido en 1958, Gilles Mezzomo trabajó durante mucho tiempo en la SNCF y dedicó su tiempo libre a dibujar. Cuando en 1991 presentó su trabajo al consejo de redacción de Spirou, no podría imaginarse que llamaría inmediatamente la atención de los editores. Le animaron a debutar con el Rey Verde, la adaptación de la novela homónima de Paul-Loup Sulitzer. En 1995, Denis Lapière le propuso dibujar una nueva serie, Luka. Fanático de la televisión y del ciclismo, este caricaturista vive en el este de Francia, donde entrena los miércoles a un equipo de fútbol femenino.

De este autor hemos publicado: